medicina


saludbienestarLa salud y el bienestar personal es lo mas importante, consiguelo con la medicina cuantica.
Los beneficios
medicinanaturalTodas las tecnicas son completamente naturales y se basan en principios que se encuentran en la naturaleza.
Saber más
tecnicasMetodos rapidos, sencillos y no invasivos. Tecnicas que tratan el cuerpo desde el interior.
Ver Técnicas

 

Medicina Sistemica y Biocibernética

Medicina Sistémica y Medicina Biocibernética

A la luz de los nuevos conocimientos y tendencias actuales, los modelos informacionales surgen de manera emergente, elaborando los modelos de la biocibernética de la medicina moderna. Modelos que promueven el intercambio de información entre las células, a través de una amplia red o canales, por medio de los cuales una célula se comunica e interactúa intercambiando innumerables impulsos subumbrálicos de señales iónicas (quanta de energía), fotónicas (fotones), y sustancias bioquímicas (enzimas, hormonas, neurotransmisores , etc), promoviendo y facilitando reacciones de la más elevada jerarquización celular.

Es por ello que la Teoría Sistémica está enmarcada dentro de la más novedosa propuesta de biotecnología médica de avanzada, constituyendo actualmente el “Standard dorado” y punta de lanza de la Medicina Complementaria o Alternativa, en el ámbito mundial.Por ser la Teoría Sistémica una teoría informacional, donde se aporta información vital ordenadora al sistema viviente, se puede afirmar que el estado de enfermedad es un estado de caos informacional o ausencia de información ordenadora.

ENFERMEDAD=CAOS INFORMACIONAL

Cuando una célula pierde esa habilidad de recibir, analizar e intercambiar información con su entorno, habrá perdido su propia inteligencia biológica autoreguladora, que le controla y le ordena a establecer su supervivencia y la del sistema donde opera, por cualquier medio. Desde hace mucho se sabe que el ser humano corresponde a un trío dinámico, conformado por un lado biofísico, que ocupa el plano energético; el lado bioquímico integrado por todos los neuro-transmisores (hormonas, enzimas, etc.) y sistema inmunológico, y el plano organizacional que corresponde a la estructura y función de todas las células, tejidos y órganos.

La Medicina Sistémica actúa sobre estos tres aspectos fundamentales y críticos de la integración bio-físico-celular, aportando información a través de sustratos (principios activos) de las plantas superiores o adaptógenos, y por medio de ondas electromagnéticas mediante el uso del energímetro y productos homeopáticos, que proporcionan ondas idénticas a las que ocasionan los focos de interferencia responsables de las anormalidades, con la intención de repeler o eliminar esos focos que producen enfermedad. Toda alteración patológica le corresponde una secuencia vibracional de onda electromagnética, es decir, cada enfermedad vibra de forma diferente, y el energímetro compara en el paciente las vibraciones ocasionadas por su enfermedad con patrones almacenados en una base de datos integrada en un Software. Posteriormente ofrece al paciente esas secuencias vibracionales y las “imprime” en los productos homeopáticos. En Rusia, la biofísica de vanguardia trabaja en el desarrollo de tecnologías ‘informacionales’ con el objeto de potenciar la biología celular por la vía de estímulos sub-‘umbrálicos’, los cuales generan cascadas de reacciones homeo-cinéticas; es decir, curativas. La ciencia de avanzada comprende que la médula espinal del universo es la energía, la materia y la información y es por esta vía que se lograrán los grandes adelantos en la medicina en el Siglo 21.

El organismo es una entidad informática (Inteligente), que utiliza la energía con el objeto de organizar la materia. En este sentido los planteamientos de la Teoría Sistémica están completamente alineados con la ciencia del futuro. Quienes tengan mayor interés en este tema pueden ver los trabajos futuristas sobre la ‘conservación’ de la energía e información del Inglés Stonier, fácilmente accesibles en la red. ¡La ciencia rusa acepta al trabajo realizado en Venezuela! Nuestros notables resultados en la medicina han sido recibidos con gran entusiasmo por parte de la comunidad científica de este país, al punto que se ha decidido realizar un convenio de cooperación científica entre varias universidades rusas y la organización ‘Centro Médico adaptógeno’ con el objeto de compartir experiencias científicas y desarrollar aún más la metodología que actualmente se viene realizando en Venezuela. Debemos destacar que en Rusia hemos confirmado lo que planteamos hace varios años en Venezuela, sobre la necesidad de reducir la entropía para lograr la remisión clínica de la enfermedad. Esto es algo que acaba de ser determinado experimentalmente por distinguidos físicos de la Universidad Politécnica de San Petersburgo. Es decir, se confirma en la práctica el fundamento biofísico teórico planteado en la Sistémica. La remisión de toda enfermedad requiere de un tratamiento que reduzca la entropía del paciente. ¿Cómo? ¡Bombeando al organismo entropía negativa, mediante tratamientos que no generen efectos secundarios! La presentación de la Medicina Sistémica en Rusia, sobre la determinación y reducción de la entropía en pacientes enfermos en vías de curación, fue una de las más impactantes para toda la concurrencia, pues demostró la clara necesidad de realizar una medicina fundamentada en biofísica termodinámica ‘informacional’. Esto es exactamente lo que se viene realizando en Venezuela desde hace varios años y es por esta razón que hoy día la ciencia rusa se interesa en nuestros planteamientos. Estoy hablando de la medición de entropía termodinámica clásica y entropía informacional, ambas, indicadores de la evolución de todo organismo viviente. La gran ventaja de países como Rusia para los planteamientos científicos de avanzada, como el realizado por la Sistémica, es que hay menos prejuicios.

En este país he podido confirmar que los médicos trabajan con ingenieros, físicos, matemáticos y filósofos, en una búsqueda EMERGENTE Y SINÉRGICA. La vida orgánica surge a partir de la interacción de infinitos ‘quanta informacionales’, que al combinarse, generan las innumerables manifestaciones de lo que hoy denominamos universo viviente.

El quantum -informacional- es un evolucionado concepto de la sistémica, nacido a partir de la física cuántica. Se define como la expresión o unidad universal mínima, capaz de procesar información, y de canalizar energía, hacia la organización de la vida. El quantum informacional es a la vida lo que el átomo a la materia. Constituye su esencia: transmite, recibe y procesa la comunicación de información vital para la evolución del universo. La deducción del quantum informacional surge forzosamente, a partir de la reducción de la materia y la energía a su mínima expresión funcional: el quantum -de energía. Homólogamente la Inteligencia -por su naturaleza informacional- puede reducirse a una mínima expresión funcional: el quantum informacional. La física cuántica permite pues definir la mínima entidad inteligente del universo, que a la vez se constituye en la máxima expresión de vida. Cuando nos acercamos a las dimensiones subatómicas encontramos que no existen diferencias fundamentales entre la materia y la energía pues al reducir materia y energía a su mínima expresión funcional, descubrimos la convergencia de la materia hacia la energía y viceversa. Ambas, constituidas por fotones, protones, neutrones, hadrones, mesones, quarks y así ad-infinitum. Es de suponer pues, que en el punto de convergencia en alguna dimensión cercana al cero, la inteligencia también converge con la materia y energía constituyéndose el 'quantum informacional'. Es por lo anterior, que la materia, energía e inteligencia, fundidas en un sistema inteligente en la cercanía de la dimensión cero generan el universo conocido. El Quantum Informacional es por ende, la mínima unidad funcional del universo, da origen a Dios, y permite a la vez comprender porqué Dios se constituye en omnipresente y eterno. Lo anterior permite comprender también la naturaleza inteligente de la luz -fotones- y de algunas partículas subatómicas (1, 2). Dios pues, también se encuentra en la luz. A la vez, la oscuridad -carente de luz- es ajena a la vida y por definición no contendría a Dios.

Bioquímica, Biofísica y Salud Total

El funcionamiento del cuerpo humano y, por ende la salud, depende de la correcta regulación de factores bioquímicos y biofísicos El buen o mal funcionamiento del cuerpo humano determinan la salud de cada de cada persona. Es vital entonces comprender que dicho funcionamiento depende de la correcta regulación de factores bioquímicos y biofísicos. 

La bioquímica se define como la ciencia que estudia la composición y los procesos químicos de los organismos vivos. La composición bioquímica básica del cuerpo humano está dada por un conjunto de sustancias tales como: aminoácidos, vitaminas, oligoelementos, etc; y algunos ejemplos de procesos bioquímicos serían: la regulación de la glándula tiroides por la hipófisis a través de una hormona llamada TSH y la regulación de la glicemia por una hormona pancreática llamada insulina.

La biofísica se define como la ciencia que estudia la composición y los procesos físicos de los organismos vivos. La composición biofísica básica del cuerpo humano está dada por conjuntos de átomos, quienes componen la materia; y como ejemplos de procesos biofísicos tenemos el flujo de esos átomos en el organismo; diversas reacciones dependientes de la electricidad, como el ritmo cardíaco y la temperatura corporal. Ambas ciencias tienen leyes y los sistemas biológicos se rigen por ellas, las entendamos o no. Es muy evidente que el cuerpo humano se rige por la ley de la gravedad y el hecho de que no estemos concientes de este fenómeno de manera permanente, no cambia en absoluto lo que está ocurriendo en nuestro organismo como consecuencia de esa ley.

La segunda ley de la termodinámica, establece que un sistema tiende a ir naturalmente de un estado de alta energía y orden interno (como en lo niños) a un estado de baja energía y tendencia al desorden (como ocurre en la tercera edad). Podemos ver entonces que la segunda ley de la termodinámica explica de manera biofísica el proceso que conocemos como envejecimiento, el cual también está acompañado de alteraciones bioquímicas. Esto igualmente aplica cuando se trata de explicar la enfermedad crónico degenerativa. Podemos ver que el paciente que la padece va de un estado de alta energía y orden, a niveles progresivamente menores de energía y orden. Por lo tanto, se puede afirmar que las enfermedades degenerativas crónicas, como por ejemplo el cáncer, corresponden a estados orgánicos con un alto nivel de desorden y caos celular. El cuerpo humano es un cuerpo biofísico que se rige por las leyes de la física y la Medicina Sistémica postula que la salud es un estado de bienestar que resulta por consecuencia de niveles adecuados de energía, inteligencia biológica y organización, lo que encuentra un absoluto respaldo científico, de hecho irrefutable, en la segunda ley de la termodinámica.  Así mismo, la Medicina Sistémica explica la enfermedad como un estado de baja energía, disminución de la inteligencia biológica (mecanismos reguladores), y baja organización o alto desorden, lo que se corresponde con altos niveles de entropía (caos); por ende, para poder revertir este estado de desorden conocido como enfermedad, se debe aportar neguentropía (entropía negativa u orden) al organismo enfermo, con el objetivo de revertir el caos. No hay otra manera de recuperar totalmente la salud, que no sea a través del uso de tratamientos que disminuyan el alto estado de entropía, que es igual a caos o enfermedad. Este es el caso de las plantas superiores conocidas como adaptógenos, las cuales proveen sustratos bioquímicos al igual que energía e información vital con el objetivo de aportar entropía negativa, generándose como consecuencia cascadas de reacciones curativas, es decir una tendencia endógena a la curación o vuelta a la normalidad.

La Medicina Sistémica es por filosofía y convicción, integrativa desde todo punto de vista: utilizamos fármacos sintéticos cuando es necesario, pero el objetivo es utilizar recursos terapéuticos que restablezcan el funcionamiento bioquímico y biofísico del organismo y que por leyes de la biofísica deben ser utilizados en todo paciente portador de una enfermedad crónico degenerativa. A esto se deben los extraordinarios y sobresalientes éxitos clínicos, resultados imposibles de alcanzar con el enfoque netamente organicista y sintomático de las terapéuticas del mundo occidental que se han obtenido con la aplicación de esta novedosa y futurista tecnología médica de vanguardia, en todas las enfermedades crónicas degenerativas. Cada día, la medicina moderna tiende a abrirle paso a las concepciones cuánticas, atómicas y moleculares; ya que por lo general la biología y la biofísica solo se han ocupado de estudiar a los seres vivos como sistemas cerrados, olvidándose del constante y dinámico intercambio de información entre las células y con el entorno que las rodea, que es lo que le permite mantener su propio orden interno (entropía negativa u orden) en cada organismo. Es por ello, que desde el punto de vista bio-cibernético, el organismo vivo, visto como un sistema termodinámicamente abierto, busca disminuir su entropía positiva (desorden) para mantener el orden. Para ello, requiere de información.

ORDEN = INFORMACIÓN

La entropía es una medida del desorden molecular. Los sistemas biológicos tienden a ir progresivamente hacia la desorganización, a medida que transcurre el tiempo, es decir, a medida que envejecemos. Los sistemas vivos son sistemas termodinámicamente abiertos, es decir, que intercambian materia, energía e información internamente y con su medio ambiente.

La MEDICINA SISTEMICA abre la posibilidad de potenciar estados ordenados o de baja entropía, al estimular las funciones de procesos vitales, incrementando la energía celular, la inteligencia biológica y la estructura y función orgánica, manteniendo así el orden vital.La cibernética corresponde al canal de información o conexión entre los elementos de un sistema o una fuente externa de información que tiende a ordenar el sistema. Ejemplo de ello, son las plantas superiores o Adaptógenos, cuyo principios activos aportan información vital ordenadora al sistema; incrementando paralelamente o por separado la energía, la inteligencia biológica y la organización, que conforman un triangulo de salud o supervivencia.Como sabemos, cuando el organismo enferma, lo que ocurre en otro nivel es una pérdida de la capacidad de elaboración, asimilación o transmisión de la información. Entonces, se podría decir que la entropía (desorden) es el negativo de la información y la salud corresponde al estado de máximo orden interno.En este universo todo actúa a través de energías, impulsos o frecuencias, es decir, existe una información a nivel biofísico. El ser vivo funciona en tres niveles: Biofísico, Bioquímico y Anatómico, todos ellos integrados. A nivel biofísico, todo opera por frecuencias o informaciones (data). Siendo esto precisamente lo que nos permite medir a través de diferentes métodos, que también permiten reprogramar la inteligencia celular y visualizar el campo de energía humana.

La TEORIA SISTEMICA, es una teoría informacional emergente que, en esencia, se ocupa de mejorar la energía, la inteligencia biológica y la organización, a través del uso de adaptógenos que aportan información vital ordenadora al sistema viviente.

Transformación Personal

LA TRANSFORMACIÓN PERSONAL

 

« El amor de la belleza es una primera etapa del camino hasta el conocimiento y es el eros quien nos transporta a él. Así, el Eros es por parte legado al amor. No se puede restringir el dominio del Eros a los goces carnales, porque inspira tan el héroe que intenta sobrepasarse como el poeta atado a una obra perdurable o el científico buscando una verdad eterna. (Platón).

 

Encontrará esa técnica en el menu principal DESCARGAS

Irish gambling website www.cbetting.co.uk Paddy Power super bonus.